Enseñar gramática en el aula de español

Ya está a la venta el cuarto volumen de Cuadernos de Didáctica, esta vez dedicado a las cuestiones de gramática en el aula de ELE.

La edición de este recopilatorio ha sido más compleja que la de entregas anteriores, sobre todo por dos motivos: los editores teníamos claro que los trabajos publicados debían servir como un estado de la cuestión en el momento actual y por otro sabíamos que intentar abarcar todos los detalles de una panorámica de este tipo resultaba prácticamente imposible. Al final hemos optado por dar una visión variada, pero con un hilo discursivo que da homogeneidad al volumen. Confiamos en haber alcanzado al menos este primer objetivo.

Os dejo aquí parte de la nota introductoria para que podáis haceros una idea más completa de lo que encontraréis en esta entrega de la colección. Toda la información sobre el volumen, así como una muestra para descargar se puede encontrar en la página de la propia editorial.

En esta cuarta entrega de los Cuadernos de Didáctica los editores hemos decidido encarar la cuestión gramatical con una serie de trabajos y enfoques que nos permitan a los profesores de español como lengua extranjera y a los docentes de segundas lenguas en general obtener un panorama lo más completo posible de la situación actual tanto en la investigación como en la práctica de aula.

Analizar la cuestión gramatical en nuestra área profesional significa entrar en una batalla que dura ya unas cuantas décadas. El hecho de que hayamos usado una metáfora bélica para describir la situación no resulta nada novedoso; a menudo los profesores de L2 hablamos de enfrentarse a, luchar contra o atacar un problema gramatical, como si se tratara de un combate a brazo partido entre el aprendiz y la estructura formal del idioma con el que se mide.

Hostiles también han sido a menudo las posiciones de los propios enseñantes a la hora de presentar sus armas docentes. Como Lourdes Miquel señala en el prólogo de este volumen, el papel de la gramática ha pasado de ser el contenido principal de la enseñanza a una cuestión secundaria absolutamente subordinada a las necesidades comunicativas, sin entender que no existe comunicación sin una estructura formal que la mantenga en pie. No creo que existan debates más intensos en las salas de profesores o departamentos de enseñanza de español que los que se establecen en torno a cuestiones de uso de las estructuras gramaticales.

Sin embargo, en nuestra opinión el estado actual de la cuestión de la enseñanza y el aprendizaje de la gramática en el aula de segundas lenguas nos devuelve una imagen bastante más pacífica que la que tuvo en otras épocas. Es evidente que se ha llegado a un consenso general, en el que la instrucción gramatical se basa sobre todo en su dimensión significativa: enseñar la estructura formal de una lengua implica enseñar significados, no en montar rompecabezas lingüísticos en los que cada pieza encaja exclusivamente en una posición específica. De igual forma, en los últimos años se ha insistido mucho en la necesidad de contar con explicaciones gramaticales que se basen en una naturaleza claramente operativa.

[Francisco Herrera y Neus Sans]

 

Please follow and like us:

A vueltas con la gramática

El sábado pasado, 1 de abril, tuve la suerte de participar en la XI jornada pedagógica para profesores de español organizada por la Consejería de Educación en Bruselas. La sesión plenaria quedó a cargo de Lourdes Miquel, que centró su intervención, como viene siendo habitual en los últimos años, en el papel que la gramática juega en la actualidad en el aula de español. Aunque pueda parecer un tema trillado, creo que es necesario que nos paremos un momento para comprobar si estamos siendo cohererentes entre lo que pensamos que hacemos en el aula y lo que finalmente hacemos.

Lourdes empezó su intervención llamando la atención sobre la poca presencia de la gramática tanto en los programas de formación de profesores de español como en los materiales al uso. En este momento sigue estando muy presente, en su opinión, la contraposición enfoque formal / enfoque comunicativo, situación que debemos superar, no mezclando ambas opciones, sino mejorándolas. Para conseguir esto hay que tener en cuenta tres aspectos:

  • un recurso gramatical debe trabajarse en un entorno comunicativo y, a la vez, el entorno comunicativo debe permitir que se procese el recurso gramatical,
  • hay que procesar los aspectos lingüísticos asociados a ese contenido y
  • es necesario establecer una relación evidente entre forma y significado.

Lourdes señaló que la investigación en adquisición de segundas lenguas (ASL) para adultos nos dice que para que se produzca aprendizaje hay que poner en marcha mecanismos de atención y reflexión, como puso en evidencia Michael Long. Los problemas, en este sentido, se pueden dividir en tres camposs: correspondencia defectuosa, correspondencia opaca (no percibida), correspondencia no establecida (en la que se excede la capacidad de procesamiento disponible).

A renglón seguido, Lourdes Miquel expuso algunas formas de explicaciones gramaticales que consideraba fallidas:

  • Gramática puzzle: se presentan en clase reglas que descuidando el significado y la operativiad pretenden mostrar el funcionamiento de una construcción sobre la base de cierta combinatoria fija de elementos.
  • Gramática de listas: no busca el valor básico, sólo la enumeración de ítems.
  • Gramática taxidérmica: le quitamos la sangre y presentamos una lengua disecada.
  • Gramática piñata: con frecuencia se le proponen al estudiante actividades gramaticales en las que no tiene que reflexionar simplemente sigue las instrucciones.

En contraposición, Lourdes Miquel propone buscar la lógica de las formas y el valor principal de su uso. Este acercamiento cognitivista a a la gramática parte de unos presupuestos básicos:

  • Existe una serie de fenómenos gramaticales que no se pueden explicar desde circunstancias objetivas, discursivas o pragmáticas.
  • Cada forma ofrece una imagen, una percepción distinta de la realidad. Cada forma ilumina unas zonas  y no otras.
  • Cualquier forma es un símbolo, una asociación entre un significante y un significado.
  • Usar criterios como perspectiva, alcance, figura y fondo, para analizar lo iluminado por cada forma.
  • Hay unos valores básicos, primarios, y otros valores secundarios. Establecer una relación coherente entre unos y otros.
  • Es necesario ofrecer una lógica de todo el sistema, dar un mapa de todas las formas y sus relaciones.
  • La base del análisis es el concepto de representación y estas representaciones tienen mucho que ver con lo visual.
  • Todo lo dicho anteriormente permite un acercamiento a los principios generales de la percepción, fácilmente aprehensibles por todos los hablantes.

Para Lourdes Miquel el docente debe convertirse en profesor GPS: conoce la lógica del sistema y sabe dar el mapa, amplía razones sin perder la coherencia, enseña el mejor camino y se asegura de que los estudiantes lleguen a su destino.

De esta manera el recurso gramatical puede ser enfocado: buscando un equilibrio entre el grado de complejidad de la tarea, la redundancia informativa y la verosimilitud comunicativa, mediante (micro)situaciones en que se manipule el valor de la forma con pares mínimos o contrastes y suminstrando formas descontextualizadas para determinar de algún modo en qué contexto(s) encajan. Lo que conseguimos siguiendo estas instrucciones básicas es que el estudiante observe, manipule y procese la forma desde el sentido.

No se trata sólo, en opinión de Lourdes Miquel, de cambiar nuestra forma de tratar la gramática en el aula, sino también de hacer un tratamiento eficaz del error. La corrección de errores gramaticales suele responder a una de estas dos actitudes: sólo se tienen en cuenta aspectos formales, prescindiendo del significado, o no se interviene ante los errores gramaticales si estos no ponen en peligro la comunicación. Para evitar estas dos situaciones Lourdes propone una corrección basada en el significado, es decir, en lo que se entiende y no en lo que esperamos que se diga.

Como podéis ver muchos aspectos para reflexionar y adoptar en nuestra forma de tratar la gramática en el aula de español.

Please follow and like us: