¿Qué es una tarea digital colaborativa?


Aprovechando que la editorial Difusión ha dado el pistoletazo de salida de su nuevo método (Bitácora) me gustaría repasar, aunque sólo sea someramente, el concepto de tarea con el que hemos trabajado en los últimos años y que tanto se discutió en su momento, al menos en ambientes académicos. Aunque parezca mentira, aún no hemos sido capaces de ponernos de acuerdo en qué es una tarea y qué no lo es y en este sentido el MCER es intencionadamente ambiguo cuando insiste en que

la realización de una tarea por parte de un individuo supone la activación estratégica de competencias específicas con el fin de llevar a cabo una serie de acciones intencionadas en un ámbito concreto con un objetivo claramente definido y un resultado específico (las negritas son mías).

Por su parte Ernesto Martín Peris en ¿Qué significa trabajar con tareas comunicativas? (2004) mantiene que las tareas:

  • proponen la ejecución de una actividad-eje, que requiere el uso de la lengua,
  • crean un contexto en el que adquieren su significado todas las formas lingüísticas que se utilicen,
  • facilitan la actualización de procesos de uso reales,
  • se realizan mediante la cooperación e interacción de los alumnos,
  • se estructuran en fases y pasos sucesivos e interrelacionados y por criterios de orden pedagógico y
  • tanto sus contenidos como sus resultados son abiertos.

Este acotamiento está bastante cercano al planteamiento de seis puntos que Rod Ellis propuso en Task-based language learning and teaching (2003) que insiste en que las tareas:

  • conllevan un plan de trabajo,
  • integran las destrezas,
  • se centran en el significado,
  • parten de un uso real de la lengua,
  • activan procesos cognitivos y
  • se basan en un producto final comunicativo.

¿Cómo se adaptan estas propuestas a la acción digital? ¿son de diferente naturaleza las tareas en red? ¿o en realidad nos encontramos con la misma estructura en un nuevo ecosistema comunicativo?

En resumen ¿cuáles son, en tu opinión, las características fundamentales de una tarea digital colaborativa?

Créditos de la imagen. Este post aparece conjuntamente en franherrera.com y en Encuentro Práctico Barcelona 2010.

Please follow and like us:

Haciendo la compra con Carritus

Carros de la compra

En las últimas semanas, algunos de los blogs de análisis de tendencias y tecnología se han hecho eco de la aparición de un nuevo servicio de comparación de precios online: Carritus. Presentado así no parece que sea un proyecto especialmente innovador, pero teniendo en cuenta lo bien que hace su trabajo y todas las posibilidades extra que despliega, vale la pena que nos detengamos un momento para echarle un vistazo con más profundidad.

Para empezar, vemos que los creadores definen su propio producto como un portal gratuito de comparación de cestas de la compra y, al mismo tiempo, se declaran independientes de las empresas propietarias de los supermercados.

En pocas palabras, Carritus te permite hacer la compra desde cualquier parte, comparando los precios de los productos siempre en el área más cercana según tu código postal. Además la página te ofrece un planificador de menús que te da la oportunidad de organizar la actividad gastronómica según diferentes variantes (por días, por el número de personas, por precios, por necesidades alimenticias). Lo único que he echado en falta ha sido una mayor imbricación con las redes sociales para compartir los resultados cómodamente en Facebook o Twitter.

A mí me parece que, independientemente de la utilidad evidente para organizar tu cesta diaria, Carritus nos ofrece la oportunidad de crear diferentes tareas para que los aprendientes puedan trabajar con el vocabulario y las estructuras relacionadas con el tema, llevando a la práctica actividades que el alumno va a tener que poner en juego en la vida real. Se me ocurren a bote pronto unas cuantas:

  • Hacer la compra de la semana en parejas o minigrupos.
  • Buscar el precio más bajo para un producto en concreto.
  • Organizar la compra para una ocasión especial (una fiesta de cumpleaños, una barbacoa, cena de Navidad).
  • Calcular lo que nos costaría preparar un plato según receta.
  • Preparar el menú del piso que compartimos (usando el planificador).

¿Y a ti? ¿se te ocurren algunas tareas más para plantear en tu clase con Carritus?

Créditos de la imagen.

Please follow and like us: